Fortificación de Nosa Señora da Concepción

Tipo: 
Adscripción cultural: 
Siglo XVII
Intervenciones posteriores: 
Si
Documentado arqueológicamente: 
Si

Cartografía

Fotografía aérea

Descripción

En la población de Goián se localizan los restos de una fortaleza realizada en tierra de grandes dimensiones, situada en un pequeño alto con amplia visibilidad sobre el río Miño y su ribera opuesta, a unos 500 m de la orilla en línea recta. Actualmente se encuentra muy alterada por la urbanización de la zona, diferentes explotaciones y la construcción de carreteras y caminos que lo atraviesan, lo que impide visualizar su forma original apreciándose únicamente alguna de sus partes. La fortaleza se encuentra atravesada por la carretera que se dirige al embarcadero del ferry desde la carretera C-550, dividiéndola en dos partes (NE y SW), de forma que al W de la carretera originalmente se emplazarían dos baluartes, y al E tres baluartes y un hornabeque (SE), este último en la parte más adelantada hacia el río Miño. Sin embargo, si tenemos en cuenta los planos históricos conservados de la fortaleza, estos elementos aparecen hoy en su mayoría gravemente afectados. Además del impacto provocado por la propia carretera, hay elementos estructurales que han sido completamente arrasados por diferentes factores, a la vez que encontramos casi toda la superficie de la fortaleza con alteraciones, sobre todo urbanísticas, conservando o no, según el caso, la forma general original. Para su descripción partiremos de una representación esquemática de la fortaleza en la que numeraremos los baluartes de 1 a 5 empezando por el W y en el sentido de las agujas del reloj. Nos encontramos con el siguiente estado para cada uno de ellos: El baluarte 1 (W) conserva bastante bien su contorno original. La muralla sigue existiendo, con una altura aproximada de 3,50 m al exterior y una anchura de unos 2 m. De esta forma conserva la caída hacia el foso, si bien hoy el espacio que le sería propio aparece ocupado por una pista y desconocemos cuál sería su altura total. El espacio interior aparece explanado, formando parte de una finca privada ocupada por dos construcciones, una de ellas utilizada como vivienda. La cortina que uniría el baluarte 1 (W) con el 2 (NW) conserva también el desnivel hacia el foso, si bien el espacio de éste está ocupado por una pequeña parcela allanada que se utiliza para depositar aperos y como aparcamiento. Este tramo de cortina está cortado en el extremo N por un cierre de finca que bordea el baluarte 2 (NW). Al igual que el primero, este baluarte (NW) conserva su forma general y el desnivel que habría entre muralla y foso, si bien en este caso más deteriorado por el cierre, y con el espacio del foso ocupado también por la misma pista que en el tramo anterior. De hecho a esta pista parece rodear la fortaleza de S a W aprovechando el lugar por donde iría el foso. El espacio interior del baluarte NW ha sido explanado y ajardinado y está ocupado por tres construcciones. La cortina entre los baluartes 2 (NW) y 3 (N) ha desaparecido completamente. El espacio que ocuparía aparece urbanizado por fincas con viviendas independientes, caminos y pistas. El baluarte 3 (N) se encuentra en la misma situación, aunque conserva todavía sutilmente su contorno con un pequeño desnivel. La cortina que uniría los baluartes 3 (N) y 4 (E) se encuentra gravemente afectada por los mismos fenómenos urbanísticos. El baluarte 4 (E) aparece atravesado de SE a NW por una pista de concentración parcelaria, de forma que la parte más avanzada queda separada y su perfil estratigráfico se puede apreciar en el corte hecho por el camino. Su espacio interior, a ambos lados de la pista, está totalmente cubierto por árboles y vegetación muy densa. La cortina entre los baluartes 4 (E) y 5 (SSE) se conserva en bastante buen estado salvo por la vegetación, que aquí, sin embargo, permite distinguir las formas arquitectónicas. En este tramo se conserva también el foso con unos 2,50 m de profundidad por 5 m de anchura. Aproximadamente en la mitad de la cortina hay una abertura atravesada por un camino, que aparentemente se correspondería con la entrada a la fortaleza, según los planos históricos, protegida del otro lado del foso por un hornabeque. El baluarte 5 (SSE) ha desaparecido, su lugar parece explanado probablemente debido a las explotaciones de graveras que hay en la zona. El hornabeque, situado entre los baluartes E y SSE, es de planta casi trapezoidal y está rematado en la parte anterior (SSE) por dos medios baluartes unidos por una cortina. En principio su interior parece bien conservado, aunque la vegetación espesa que lo cubre no permite asegurarlo. Si se accede a él desde la parte posterior (donde está situada la posible entrada a la fortaleza) la vegetación es de gran altitud, formada por ‘toxos’, helechos y ‘xestas’, por lo que la visibilidad se reduce mucho, pero en lo que se ha podido avanzar por la estructura, no parece estar afectada. El lado SSE está bien conservado. Presenta una muralla de unos 3,50 m de altura. En el lado E, el hornabeque conserva dos medios baluartes (SE y E). El situado al E está cortado parcialmente en el alzado exterior, por la misma pista de concentración parcelaria que dividía también el baluarte 4 (E), apreciándose la estratigrafía del mismo. Las estructuras inmediatas al hornabeque en la parte anterior (SSE), han desaparecido debido a la existencia de una explotación para la extracción de áridos. En el exterior de la fortaleza, por su lado E, parecen intuirse la existencia de más estructuras defensivas, pero están todavía sin definir y se ven gravemente afectadas por la explanación de terrenos para cultivo (vid) y por dos entradas de maquinaria a la altura del baluarte N desde la pista de concentración parcelaria. El espacio interior de la fortaleza aparece completamente desfigurado por construcciones y caminos, así como por la carretera que lo atraviesa, dejando sin embargo perfiles estratigráficos que permiten ver otros aspectos de la fortificación, sobre todo sus procesos constructivos y postdeposicionales. Hacia el E se observan estructuras a modo de trinchera (aunque el terreno está cubierto de vegetación) que irían desde el exterior de Nuestra Señora de la Concepción (hoy gravemente afectado por cultivos y pistas) hacia el emplazamiento del fuerte de As Chagas, posiblemente con la orientación original que se observa en los planos históricos. A su vez, situados en el fuerte de As Chagas, parece que esta estructura (posible línea de comunicación) se pudiese conservar en buenas condiciones, si bien la abundancia y espesura de la vegetación no permite asegurarlo.

Ámbito de visibilidad concreto

Desde la mayor parte de la fortaleza las afecciones actuales (sobre todo vegetación y construcciones) no permiten observarlo. Desde el frente del hornabeque hay visibilidad en abanico E-S, con mayor alcance hacia el SSE, donde se encuentra Vilanova de Cerveira y donde si no hubiese arbolado, se vería el emplazamiento del embarcadero (paso de barcas junto a San Lorenzo).

Vegetación puntual

Arbolado de repoblación de pino y eucalipto, arbolado autóctono de robles, monte bajo de ‘toxos’, ‘xestas’ y helechos, cultivo de vid, frutales y huerta.

Tipo de relieve

Tramo bajo del valle del río Miño, ocupando un espacio de escasa altitud poca altura que se eleva sobre la ribera del río.

Vinculación a elementos naturales

Río Miño.

Vías naturales de tránsito

En dirección SW-NE: por el valle del Miño, utilizado ya en la Edad Media y reutilizado todavía hoy por la carretera PO-552. Desde el N por la línea de costa, itinerario de la carretera PO-552 entre A Guarda y Baiona (existente ya en la Edad Media). Desde el S por el paso de barcas que comunica con Portugal, en una zona donde se estrecha el Miño.

Ubicación
Ampliar

Descargar KML  |  Ir a Google Maps